Tips para mantener un Clima Laboral en Modalidad Remota/Híbrida

Si bien en la actualidad muchas empresas retornaron la presencialidad de sus trabajos, otras optaron por mantener modalidades home office o híbrida para el desarrollo de las funciones de sus colaboradores.

El trabajo remoto es una modalidad que ofrece distintas ventajas: como reducción de costos fijos, disminución de traslados, apoyo con la responsabilidad ambiental, mayor autonomía de la distribución de sus tiempos y responsabilidades por parte del colaborador, entre otras ventajas, pero una de las desventajas significativas de esta modalidad es la falta de contacto físico y comunicación activa entre colaboradores, disminuyendo la instancias de convivencia más allá de las funciones de los propios cargos, por lo que mantención de un clima laboral adecuado puede presentarse como un reto relevante a la hora de la implementación y mantención de estas prácticas. Es por esto que es fundamental tener claridad en cómo crear un buen ambiente laboral a distancia y conocer algunas estrategias para obtenerlo. Aquí dejamos 5 estrategias para mantener un clima laboral a distancia:

1.-Crear reuniones corporativas de manera frecuente: esto hará que la comunicación sea fluida y las personas que trabajan en la empresa se sientan escuchados, también facilita la organización en tareas y responder cualquier tipo de inquietud.

2.-Crear espacios virtuales recreativos: donde se evite mantener conversaciones del trabajo, apuntando a la apertura de otros temas de interés, la idea es que los colaboradores tengan la oportunidad de expresarse y conocerse mejor.

3.-Introducir espacios de capacitación: donde se mezcla lo lúdico con el aprendizaje de habilidades que permita el desarrollo profesional.

4.-Cuidar de la salud física y emocional de los colaboradores, proponiendo intervenciones y seguimientos que fomenten estás temáticas.

5.- Orientar a la revisión de los espacios de trabajo, identificar falencias y oportunidades de mejora en el propio espacio de trabajo en casa.

¿Y de qué serviría todo esto?

Pues, cuando se crea un adecuado clima laboral promueve ventajas competitivas tanto para el colaborador como para la empresa. Se ha demostrado que aumenta la motivación del equipo, las relaciones interpersonales son más fluidas, se produce una competencia sana entre equipos o departamentos, los colaboradores están a gusto durante su jornada laboral, se reduce el absentismo, mejora la comunicación interna, se mantiene un sentimiento de escucha, aumenta el atractivo de la empresa como marca empleadora, etc.

Esta no es una tarea sencilla, somos una sociedad en constante cambios y todavía nos estamos adaptando a las repercusiones en el ámbito laboral que dejó la pandemia. Por lo que se requiere mayor preocupación desde las áreas de gestión de talento para implementar protocolos y prácticas que promuevan estas estrategias para orientarnos a mejoras continuas en materia de entorno laboral.

Escrito por Carolina Pérez

Deja un Comentario

es_ESES
Ir al contenido